Razones para visitar Málaga

2 abril, 2019

: castillo malaga gibralfaro | Qué ver en Málaga | Tetaro Romano Málaga

Aunque hoy cueste creerlo, hace solo unos años la ciudad de Málaga era una de las grandes olvidadas por los turistas, que llegaban al Aeropuerto Internacional Pablo Ruíz Picasso para tomar de inmediato un taxi, tren o autobús en dirección a algún municipio costero como Marbella, Fuengirola o Benalmádena.

Son muchos los factores que han contribuido a que Málaga sea un destino cada vez más popular y apetecible. Cuenta con un clima excelente, unas estupendas conexiones por tierra, mar y aire, y numerosos atractivos turísticos que pasamos a comentaros. Estas son nuestras razones para visitar Málaga:

Teatro Romano, Alcazaba y Castillo de Gibralfaro

El triángulo de oro malagueño en cuanto a monumentos se refiere, con permiso de la Catedral, que veremos más adelante.

El Teatro Romano se encuentra a los pies de la Alcazaba, en Calle Alcazabilla. Fue descubierto en 1951 y estuvo durante muchos años semioculto por el edificio de la llamada Casa de la Cultura, construida entre 1940-42 y retocada en los sesenta, durante en cuyas obras se descubrieron los primeros indicios del Teatro, que fue definitivamente demolida en 1992 para poder poner en valor este histórico teatro.

La Alcazaba es un palacio fortaleza construida en el siglo XI por los gobernantes musulmanes de la ciudad, asentada en un cerro de la ladera del monte de Gibralfaro. Constaba de 110 torres principales y algunas menores. Destaca la Torre del Homenaje. Su principal característica son los tres muros concéntricos que la ciñen, confiriéndole un carácter militar de máxima seguridad.

El Castillo de Gibralfaro recibe su nombre por un faro que había en su cúspide (Jabal-Faruk, monte del faro). Aunque fue utilizado por fenicios y romanos, sería el rey nazarita Yusuf I en 1340 el que convertiría en fortaleza este asentamiento. En 1847 fue objeto de un fuerte asedio por parte de los Reyes Católicos. Tras el mismo, Fernando el Católico lo tomó como residencia. Actualmente el castillo es visitable, y desde él se pueden observar unas magníficas vistas de la ciudad de Málaga. En en días claros es posible divisar algunos montes de la cordillera del Rif, en África, y del Estrecho de Gibraltar.

La ‘Manquita’

El nombre oficial de la Catedral de Málaga es el de Nuestra Señora de la Encarnación pero todo el mundo la conoce como “La Manquita” por tener una torre inacabada. La Catedral de Málaga es la mayor joya arquitectónica de la ciudad y uno de sus monumentos más representativos.

Fue construida sobre la mezquita mayor de la ciudad, que fue consagrada por los Reyes Católicos justo después de la Reconquista. En 1528 empezaron las obras de la nueva Catedral, realizando las reformas más importantes. Debido a lo monumental de esta obra y a la falta de financiación, se paralizaron las obras durante más de un siglo hasta que volvieron a reanudarse en siglo XVIII, quedando sin finalizar la torre sur, que nunca llegó a construirse.

Calle Larios

Se trata de la calle más importante de Málaga, cuyo nombre oficial es calle del Marqués de Larios, en honor a Manuel Domingo Larios y Larios, II Marqués de Larios. Tiene una longitud de 350 metros y se ha convertido en la quinta calle más cara de España y una de las 50 más caras de toda Europa. Perfecta para ir de compras, pasear o sentarse a observar a la gente en alguna de sus agradables terrazas.

Museos

Málaga se ha convertido en una auténtica Ciudad de Museos. Con un total de 37, la mayoría de ellos concentrados en el Centro Histórico, la convierten en una de las ciudades con mayor densidad de museos por metro cuadrado. Los más importantes e internacionales son El Museo Carmen Thyssen, el Museo Picasso y la sede del Pompidouubicada en el Puerto.

Zona del Puerto

El Puerto de Málaga es uno de los más antiguos del mundo, con alrededor de tres mil años de antigüedad. Además, se ha convertido en la segunda terminal de cruceros más importante de España. Entrando desde el centro a mano izquierda, nos encontramos con el Muelle Dos. Es muy recomendable dar un paseo por el Palmeral de las Sorpresas, hasta llegar al Muelle Uno, que se inauguró a finales de 2011, un centro comercial y de ocio a aire libre. En la zona más exclusiva se encuentra el restaurante con Estrella Michelín del Chef José Carlos García, junto a la capilla del puerto. Además, cuenta con una marina de embarcaciones de recreo. A pesar de su exclusividad, hay numerosos restaurantes y bares para todos los gustos y bolsillos.

El Palo y Pedregalejo

Si se va con tiempo de sobra, recomendamos tomar el autobús 11 ó 34 desde el centro hasta el Paseo Marítimo de Pedregalejo, que se une a su término con el de El Palo, ambos con numerosos chiringuitos que fueron naciendo en las casitas de pescadores desde mitad del siglo pasado.

Y recuerda, para hacer de tu estancia algo más especial y auténtico, olvídate de hoteles y opta mejor por un apartamento de lujo o de larga estancia en Málaga.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.