Transporte público de Madrid

27 agosto, 2018

:

Vivir en el centro de Madrid es una experiencia única. Puedes disfrutar de las zonas con más historia de la capital, de muchos de los restaurantes mejor valorados del país y de zonas de compras sin igual. La oferta cultural no tiene fin y puedes acceder a ocio para todos los públicos. Lo mejor de todo es que, gracias al transporte público de Madrid, puedes olvidarte del coche y moverte por un precio muy económico, si se compara con otras capitales europeas.

Por qué utilizar el transporte público de Madrid

Hay muchas razones que hay para no moverse en coche por el centro en coche. Una de ellas es la contaminación. La polución afea y estropea la ciudad. Moverse en transporte público es una manera de contribuir a que esto no ocurra. Puede incluso que no puedas pasar. En ocasiones se impide el acceso al centro de ciertos vehículos propios y se limita el aparcamiento, por motivo de la alta polución.
Otra razón para usar el transporte público es que llegarás antes a tu destino. Los embotellamientos y el tráfico intenso son habituales, incluso los fines de semana, además, evitarás el estrés que produce conducir por la ciudad.

Transporte público de Madrid en metro

Probablemente, la manera más cómoda y rápida de moverte por el centro de Madrid es el metro. Miles de usuarios escogen este tipo de transporte para ir a su lugar de trabajo, pero también para disfrutar del ocio en el centro los fines de semana y días festivos.
El metro de Madrid cuenta con doce líneas, que recorren el centro y llegan a algunos de los barrios situados a las afueras del casco urbano. Todas menos una, la llamada Metro Sur, que funciona con independencia del centro y une algunos de los poblaciones con más habitantes del sur de la Capital. Tan solo dispone de una conexión con el centro, la línea diez, que atraviesa toda la ciudad de norte a sur.
Es muy fácil moverse por este medio, incluso los transbordos están perfectamente indicados. Aún así, los madrileños son gente abierta y amable que te indicarán por dónde debes ir si te pierdes. Eso sí, evita viajar en plena hora punta para no sufrir la masificación que se produce cuando todo el mundo se dirige al trabajo, a los colegios y a los institutos.
Si estás alojado en uno de los apartamentos de lujo en Madrid, situados en las cercanías de Plaza España, Gran Vía, Retiro… tienes a tu disposición la mayoría de las estaciones. Llegarás a cualquier punto del centro en minutos. Es aconsejable que te hagas con una de las tarjetas turísticas para todos los transportes públicos. Te ahorrarás bastante dinero, que puedes utilizar para tomarte una caña “bien tirada” con una rica tapa.
En el caso de que hayas escogido uno de los apartamentos de larga estancia de Madrid, para sacar el máximo provecho de tu visita, puedes solicitar un bono de 30 días o uno anual, que incluye diferentes medios de transporte. Todos los bonos disponen de tarifas especiales para niños, familias numerosas, personas en la tercera edad y discapacitados.

Transporte público de Madrid en autobús

Otro de los medios de transporte público de Madrid es el autobús, llamado habitualmente “bus”, que tiene una red muy similar a la del metro de Madrid. La ventaja de estos vehículos es que se puede ver el exterior y además no hay que subir y bajar escaleras, ni utilizar ascensores, haciendo más entretenido y fácil el desplazamiento.
Pero también tiene desventajas. Por ejemplo, si hay atascos y obras, el desplazamiento puede llevar más tiempo del previsto y trastocar tus planes. También es más complicado de encontrar el apropiado, ya que hay muchos más recorridos y en cada parada se detienen diferentes números.

Transporte público de Madrid en cercanías

Si tienes tu alojamiento en alguna de las poblaciones alejadas del centro, seguramente dispones de una estación de cercanías próxima a tu domicilio. Muchas de las líneas de tren tienen conexiones con el Metro de Madrid o con autobuses de la EMT (Empresa Municipal de Transportes de Madrid). Esta es otra alternativa muy cómoda para evitar coger el coche al dirigirse al centro.