Razones para visitar Granada

28 agosto, 2018

:

Hay muchas razones para visitar Granada y sus alrededores. Los primeros vestigios que se han encontrado datan de la primera mitad el siglo VII a.C. A partir de ahí , se suceden diferentes periodos, destacando la presencia de romanos primero, árabes después y una reconquista cristiana por último. El paso de estas culturas ha dejado una herencia histórica muy rica, digna de ser visitada. Hay muchos apartamentos de lujo en Granada para alquilar y disfrutar de unos increíbles días visitando esta impresionante población.

Qué ver en Granada

Hay cuatro grandes núcleos en el centro de Granada. En estos se encuentra la mayor parte de la oferta cultural. Es donde se juntan la mayoría de los monumentos y construcciones antiguas de la ciudad. Vamos a hablar de cada una de estas zonas y de qué se puede ver en ellas:

  • Centro. En esta zona se puede ver la Catedral renacentista y la Capilla Real, en la que se encuentran los restos de los Reyes Católicos, de Juana I de Castilla y de Felipe I de Habsburgo. También está la Alcaicería, el Ayuntamiento y la plaza de las Pasiegas, entre otros. En Gran Vía de Colón, Reyes Católicos, Recogidas, Mesones, Alhóndiga y Puentezuelas, encontraremos las mejores tiendas, en las que comprar ropa de las mejores marcas.
  • La Alhambra. Quizás es el lugar más emblemático de la ciudad, y es que es imposible ir a Granada y no hacer una visita a la Alhambra. Pero no solo están los palacios ajardinados de la antigua ciudad andalusí, también merece la pena ver el resto del barrio, formado por viviendas típicas. Aquí también está la famosa casa-museo de Manuel de Falla.
  • Albaicín. En esta parte de la ciudad se encuentran los cármenes o casas típicas, con muros de piedra y un jardín o huerto. Hay también restos de construcciones medievales, con una clara influencia musulmana. Los miradores de San Nicolás y de San Cristóbal, permitirán que tengamos las mejores vistas de Granada.
  • Realejo. Lindando con la Alhambra está este otro barrio. Aquí se encontraba el antiguo barrio judío de Garnata al-Yahud. Los Reyes Católicos lo destruyeron tras la expulsión de los musulmanes y tiempo después se reemplazaron los edificios por los existentes. Un ejemplo de esto es el Campo del Príncipe, una plaza construida sobre un antiguo cementerio musulmán o la Iglesia Parroquial de San Cecilio, edificada en el lugar de una antigua mezquita.

La gastronomía de Granada

Parte de la cultura granadina se debe a su gastronomía. Las diferentes culturas que han ido pasando por la ciudad han aportado ingredientes y enriqueciendo los platos. Estos son algunos ejemplos:

  • Zalamandroña. Esta ensalada está hecha a base de verduras, aceitunas negras, bacalao y aceite de oliva. La peculiaridad es que los vegetales y el pescado utilizado tradicionalmente, ha sido secado previamente.
  • Saladilla. Pan cocido al horno de leña, recubierto con sal gorda y acompañado con habas verdes o jamón serrano.
  • Moraga de sardinas. Guiso de sardinas realizado en una cazuela de barro al calor de las brasas. Estas van acompañadas de ajo y perejil, zumo de limón, vino blanco y aceite de oliva. Algunos utilizan agua, laurel y vinagre para hacerlas.
  • Sopa granadina. En Granada puede llegar a hacer mucho frío. En esos días no hay nada mejor que una de estas sopas. Se compone de un sofrito de pimiento, cebolla, tomate picado y ajo, todo muy picado y cocinado a fuego lento.
  • Remojón granadino. Este es un plato sencillo y refrescante que ha dejado la cultura musulmana para nuestro disfrute. Se hace mezclando naranja pelada y troceada, aceite de oliva y sal, o azúcar. También se pueden añadir huevos, ajo, cebolla, aceitunas, tomate, vinagre o pimentón.  El ingrediente más habitual de los que incorporan es el bacalao. Otros ingredientes posibles incluyen aceitunas, huevos, cebolla o cebolletas, ajo, vinagre, pimentón, patatas o tomate.

Si creemos que hace falta mucho tiempo para disfrutar de tantas cosas buenas, lo recomendable es alquilar uno de los apartamentos de larga estancia en Granada que hay en el mercado inmobiliario. Los hay por el centro, para que podamos llegar a todas partes a pie, así sacaremos el máximo provecho de la visita.