La Puerta del Sol de Madrid

9 abril, 2019

: Madrid | monumentos

La Puerta del Sol es uno de los puntos más importantes de Madrid y, por tanto, de España. Su visita es fundamental y prácticamente inevitable, tanto si te dispones pasar unos días en la capital, alojado en un apartamento de lujo en Madrid, como si vas a pasar una temporada en un apartamento de larga estancia.

En esta Plaza se encuentran iconos de la ciudad como el denominado Kilómetro Cero, la famosísima estatua de El Oso y el Madroño, uno de los puntos de encuentro más populares entre madrileños y foráneos, el Reloj de la Casa de Correos, conocido por ser el lugar donde se reúnen cada año miles de personas a tomar las uvas en Nochevieja y celebrar el inicio de una nueva etapa.

Un poco de historia

La Puerta del Sol fue en su origen uno de los accesos de la cerca que rodeaba Madrid en el siglo XV, y que recogía en su perímetro los arrabales medievales que habían ido creciendo extramuros en torno a la muralla cristiana del siglo XII.

El nombre de la puerta proviene de un sol que adornaba la entrada, colocado allí por estar orientada la puerta hacia Levante.

Aunque desde los siglos XVII al XIX la puerta tenía importancia como lugar de encuentro, no era una plaza definida, como la Plaza Mayor por ejemplo, y ocupaba la mitad del espacio actual. Durante ese periodo, entre 1766 y 1768, se construyó la Casa de Correos, que desde entonces ha tenido diversos usos y en la actualidad es sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Esta casa de Correos empezó a sentar las bases urbanísticas de lo que hoy es la Puerta del Sol y su importancia creciente como punto céntrico de Madrid. En 1847 se convierte el edificio en sede del Ministerio de Gobernación, derribando en el proceso algunas edificaciones para resaltar dicho edificio y darle seguridad. El resultado es la creación de una gran plaza.

Desde entonces, han sido muchos los arquitectos de renombre encargados de ir reformándola hasta dar con su fisonomía actual. Entre 2004 y 2009 se realizaron las obras de construcción de un intercambiador de transportes, que fue inaugurado el 27 de junio de 2009, y que acerca la red ferroviaria de Cercanías a la estación subterránea de Sol.

En 15 de mayo de 2011 esta plaza volvió a cobrar protagonismo al ser el lugar en el que decenas de manifestantes de la plataforma Democracia Real Ya acamparon toda la noche para reclamar un cambio político, económico y social en España. Así, la Plaza se convirtió en el símbolo del Movimiento 15M. 

Puntos de interés

Kilómetro Cero

Uno de los motivos por los que más se conoce a la puerta del Sol es porque de ella nace la red de carreteras radiales del Estado. Para identificar de forma exacta este punto, existe una Placa de Kilómetro Cero en la acera, junto a la Casa de Correos.

Estatua de El Oso y el Madroño

Esta estatua representa el escudo de la ciudad. Es relativamente reciente, ya que data de 1967, y está construida en piedra y bronce, con una altura de 4 m y un peso de 20 toneladas. Hasta el momento, ha tenido distintas ubicaciones, pero siempre dentro de la Puerta del Sol. El oso erguido sobre el madroño representa un acuerdo para repartir los pastos y árboles de los campos madrileños.

Estatua ecuestre de Carlos III

Ubicada en el centro de la Plaza. Carlos III fue el rey que en el siglo XVIII modernizó Madrid con una serie de mejoras en las infraestructuras de la ciudad.

Reloj de la Casa de Correos

Se trata del reloj más conocido de toda España por ser el lugar donde se emiten las campanadas de fin de año desde 1962. Cada año se congregan miles de personas en la Plaza para comerse las uvas y celebrar la llegada del Año de Nuevo.

De la Puerta del Sol confluyen diez calles, todas relevantes y dignas de visita: Preciados, Carmen, Montera, Alcalá, Carretera de San Jerónimo, Espoz y Mina, Carretas, Correo, Mayor y Arenal.

Sin duda, una visita obligada en tu paso por Madrid.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.