La Alcazaba de Málaga

27 agosto, 2018

:

Alcazaba de Málaga

Uno de los vestigios del reinado árabe en la península es la Alcazaba de Málaga. Se asienta sobre una construcción fenicia. También conserva algunos restos de influencia romana, como un teatro o algunas columnas y capiteles reubicados en el interior. Está ubicada sobre un cerro, en la ladera del monte de Gibralfaro. Destaca su carácter militar, con elevadas murallas y orientación a diferentes puntos de importancia estratégica. Si estás alojado en uno de los pisos de alquiler en Málaga, no puedes dejar de visitar esta magnífica construcción.

Qué ver en la Alcazaba de Málaga.

Existen diferentes puntos de interés a tener en cuenta durante la visita a la Alcazaba de Málaga. Uno de ellos es la Torre del Homenaje, un edificio en semirruina que se encuentra en el segundo recinto amurallado de la fortaleza.

Los jardines y fuentes del Palacio son una de las zonas más bonitas de la visita. El buen gusto de las clases altas del periodo nazarí se hace evidente al caminar por las zonas ajardinadas.

El Patio de la Alberca es un claro ejemplo del lujo y belleza. En este se puede ver un jardín dominado en el centro por un estanque de agua, que se renovaba de continuo gracias al uso de innovaciones hidráulicas que elevaban el agua a las partes más altas.

La Puerta de la Bóveda forma parte de la muralla de la ciudad. Se construyó en recodo para repeler con mayor facilidad los ataques de los enemigos. También se destaca en esta parte amurallada la Puerta de las Columnas. Para la construcción se aprovecharon las columnas de origen romano y capiteles. El resultado es un hermoso arco de entrada que atrae la mirada de los visitantes.

La Plaza de Armas es un espacio abierto con unas vistas fabulosas de la ciudad. Junto a esta se encuentran la Torre de la Vela y la Puerta de La Coracha, que comunica la muralla con el Castillo de Gibralfaro. La Torre de la Vela tiene en la parte superior una campana que se colocó con posterioridad, tras ser conquistada.

En la parte más oriental se pueden ver algunos restos de lo que fue el barrio de la ciudad. Aquí había tres calles enlodadas que servían de paso para llegar a unas pequeñas viviendas. Todas ellas tenían patios en los que estaban los accesos a las habitaciones. Existen restos de escaleras por las que se subía a una planta superior. Una muestra del lujo y lo avanzado de  los habitantes es que existía un sistema de evacuación de aguas residuales y letrinas en el interior de las casas.

Otra parte que ha de ser visitada sin falta es el Teatro Romano. La influencia de este poderoso imperio ha dejado una clara huella en lo que fue la entrada de la ciudad. Se edificó en la época de Augusto, fue utilizado hasta el S.III. En los siglos V y VI se usó como cementerio. Después de ser empleado como abastecimiento de piedra para la reconstrucción de la Alcazaba, cayó en desuso y no fue redescubierto hasta el año 1951.

Cómo visitar la Alcazaba de Málaga

Málaga es una ciudad perfecta para pasar unos días de vacaciones, la playa de la ciudad y otras zonas de costa de los alrededores invitan a muchos a contratar uno de los muchos apartamentos de lujo de Málaga destinados al turismo. Los cercanos a la Alcazaba son perfectos, ya que se encuentra en la zona urbana y próxima a la costa.

Tienes la posibilidad de alquilar uno de los apartamentos de lujo de corta estancia en Málaga que se encuentran cercanos a la Alcazaba por su situación privilegiada. En los alrededores hay museos, tiendas, la plaza de toros de la Malagueta, así como la playa del mismo nombre.

La Alcazaba de Málaga puede visitarse la mayor parte del año, incluidos domingos y muchos días festivos. El precio de la entrada es inferior a los 3 euros y menos de un euro para residentes, niños, jubilados… Los domingos por la tarde, la entrada es gratuita.