Museos en Madrid

20 agosto, 2018

Madrid no solo es uno de los principales focos turísticos de España, sino que también es una de las ciudades más visitadas de Europa. Esta fuerte atracción turística no es de extrañar, pues la ciudad cuenta con una amplia e importante propuesta museística que ofrece al visitante la oportunidad de conocer su historia, así como de contemplar valiosas obras de gran contenido cultural.
Por ello, para descubrir la ciudad en su totalidad es indispensable visitar algunos de sus múltiples museos, en los que el turista perderá la noción del tiempo paseando entre obras de arte de gran calidad cultural y artística. Destacan las pinacotecas, pues contienen obras pictóricas de autores tan renombrados como Velázquez, Goya, Bernini, Caravaggio o Picasso, entre otros.
Sin duda, uno de los lugares más emblemáticos que debe visitar el turista es el Triángulo del Arte, en cuyos vértices se encuentran tres de los museos más importantes de Madrid: el Museo del Prado, el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo Reina Sofía. A menos de diez minutos unos de los otros, se sitúan en la zona del Paseo del Prado, jardín histórico más antiguo declarado Bien de Interés Cultural (BIC). De este modo, visitar el Triángulo del Arte será como un viaje en el que se podrá recorrer el mundo y la historia del arte desde la Edad Media hasta la actualidad. Debido a su gran importancia, estas galerías son unas de las más visitadas, llegando a tener casi seis millones de turistas al año.
A menos de diez minutos de ellos se encuentra también el Caixaforum, centro sociocultural de la Obra Social «la Caixa» inaugurado en 2008, donde el visitante podrá disfrutar de las interesantes exposiciones temporales que este ofrece. Cabe destacar su jardín vertical, obra de Patrick Blanc, que con sus 24 metros de altura deja impresionado a quien lo ve. Es un muro vegetal de 460 m² que contiene 15.000 plantas de 250 especies distintas. Además, en sus 10.000 m² ofrece al público un gran abanico de propuestas que podrá realizar, como debates de actualidad, conferencias, talleres familiares…
Tras seis años de obras y un presupuesto de 51,7 millones de euros, el Museo Arqueológico Nacional vuelve a abrir sus puertas el 31 de marzo de 2014. Está ubicado junto a la Biblioteca Nacional en el Palacio de Biblioteca y Museos Nacionales, edificio neoclásico del siglo XIX. Recorriendo sus amplias y distintas secciones podrán conocerse muestras y hallazgos arqueológicos desde la Prehistoria hasta el siglo XIX. Entre estos destacan la Dama de Elche, la Dama de Baza, momias y sarcófagos egipcios e incluso una reproducción del techo de las cuevas de Altamira en una sala bajo el jardín exterior. Después de la remodelación, este museo ofrecerá una nueva imagen mucho más atractiva, con el objetivo de acercar sus más de 13000 obras a todos los públicos, desde los más pequeños hasta los adultos.
Otra pinacoteca de gran importancia es el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, conocido por su sigla: RABASF. Está situado en la Calle de Alcalá, 13; aquí el visitante podrá disfrutar de un maravillo paseo artístico por más de cinco siglos, desde el Renacimiento hasta el siglo XXI. Está formado por tres plantas con un total de cincuenta y nueve salas que integran obras del arte español, flamenco e italiano. Incluye numerosas obras de artistas de gran renombre, como las de Picasso o las pinturas de Goya, entre ellas: Fernando VII a caballo y El entierro de la sardina. Otras obras dignas de mención por su gran calidad y que constituyen el fondo artístico del museo son los monjes mercenarios de Zurbarán, La primavera de Arcimboldo o Susana y los viejos de Rubens, entre muchas otras.

Uno de los museos más ricos y amplios es el Museo Nacional de Artes Decorativas (MNAD), situado cerca del Museo del Prado, en la calle de Montalbán, 12. Este museo tiene un fin claro, hacer que quien lo visite reflexione acerca de la evolución de las técnicas artesanales e industriales que se han ido perdiendo a lo largo del tiempo. En él se podrán apreciar numerosas reliquias de gran interés de las «artes menores», es decir,textiles, muebles, cerámicas y vidrio. Estas son obras originales y singulares, pues hoy en día la mayor parte de esta riqueza se ha perdido, por lo que esta gran colección no dejará indiferente a quien recorra sus 60 salas de exposición.

En la Ciudad Universitaria de Madrid se sitúa el Museo de América, creado para mostrar el lazo de unión existente entre España y América. En él se exponen unas 2500 piezas precolombinas, coloniales y etnográficas de sus más de 25000, datadas desde la Prehistoria hasta la actualidad y procedentes de todo el continente. Esta es una gran oportunidad para aquellos amantes de la cultura americana, pues no es necesario hacer un largo viaje para poder contemplarla, sino que su viaje a Madrid será la ocasión ideal para descubrirla.
Los más apasionados de la naturaleza no deben perderse el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN), uno de los institutos de investigación científica más importantes situado en la calle José Gutiérrez Abascal, 2. Su principal objetivo es mostrar al público de todas las edades sus avances científicos de una manera entretenida, consiguiendo el aprendizaje y la diversión a la vez. Conseguir este fin no es fácil, pero sin duda este museo lo consigue a través de sus espectaculares exposiciones, como la de aves y mamíferos, anfibios y reptiles o invertebrados.
Otro museo donde pasar un rato agradable es el Museo de Cera, uno de los más característicos de la ciudad. Está situado en la Plaza Colón y alberga distintas secciones, desde la infantil para los más pequeños hasta la del terror para los más valientes. Sus más de 400 figuras de cera están encuadradas en sus ambientes característicos, por lo que hay una amplia variedad de escenarios, como el deporte, la cultura, el espectáculo… Además, cuenta con distintas atracciones, como el tren del terror, por lo que es ideal para pasar un día entretenido.
En la calle Serrano se encuentra el Museo Lázaro Galdiano, de origen privado. Cuenta con una colección excepcional, de la que se muestran cuatro mil ochocientas veinte. De ellas, destacan las obras de Goya, El Bosco, Murillo, Zurbarán o El Greco. Una de las obras más representativas del museo es la pintura sobre tabla El Salvador joven, cuyo estilo es parecido al de Leonardo Da Vinci.
Asimismo, existe un sinfín de museos de gran interés artístico en Madrid, pues esta derrocha arte y cultura por sus calles. Entre ellos se encuentran el Museo Sorolla, centrado mayoritariamente en las obras de este pintor, aunque también incluye la de otros artistas, como José de Ribera; o el Museo Cerralbo que, caracterizado por su estética de época, consigue asombrar al turista por la gran cantidad de pinturas, objetos o esculturas que incluye, algunas de autores tan famosos como Zurbarán, El Greco o Tintoretto.
Aquellos que quieran descubrir la historia de Madrid deben visitar el Museo de Historia de Madrid, cuya portada es una de las más características del barroco civil español. Situado en la calle Fuencarral, en él destaca la Alegoría de la villa de Madrid de Goya.
Otros museos de la capital son el Museo Naval, el Museo Nacional de Antropología, el Museo del Ferrocarril, el Museo del Traje, el Museo Nacional del Romanticismo o el Monasterio de las Descalzas Reales, con obras de artistas tan importantes como Rubens, Tiziano o Zurbarán.
Como se puede comprobar, Madrid se caracteriza por su impresionante patrimonio artístico que consigue que la ciudad nos transporte a diferentes épocas y lugares, desde Egipto hasta América y desde la Prehistoria hasta el siglo XXI. En definitiva, una ciudad que desprende cultura a cada paso.